lunes, 2 de diciembre de 2013

¡¡¡PlayStation 4 ya está aquí!!!

El pasado jueves 28 de noviembre se pusieron a la venta, a las 22:00 horas, las primeras unidades. Eso a pesar de que la fecha oficial de lanzamiento era el viernes 29. Para evitar colas y aglomeraciones innecesarias se optó por adelantar unas horas el lanzamiento. Además, algunas cadenas optaron por cobrar la consola un poco antes para que a la hora señalada el comprador sólo tuviera que pasar a recogerla. Los juegos por su parte ya se pusieron a la venta a principios de semana.

Yo por mi parte puedo confirmar que ya dispongo de una PS4, un Killzone y un Assassin's Creed 4. Con estos dos juegos se puede ver un título creado exclusivamente para la nueva generación y otro evolucionado desde la generación actual. Mientras que uno es un salto técnico totalmente bestial, el otro no deja de ser lo mismo con mejores texturas y a mayor resolución. Mientras que uno es un vistazo al futuro, el otro es un vistazo al presente.

Pero ya tocará hablar de los juegos cuando llegue cada análisis. De momento, y en términos generales, toca hablar de la consola. El exterior se compone de un diseño futurista a base de lineas y ángulos, sin curvas, con un led que divide la consola en dos mitades y que le da un toque a "nave espacial".Queda muy bien en cualquier salón, pero especialmente bien si el resto de los aparatos también son negros. El mando por su parte es una maravilla, y aunque personalmente ya me gustaba el Dual Shock 3, esta cuarta iteración me resulta impresionante en todos los sentidos: peso, ergonomía, diseño... los sticks son pequeños pero muy precisos y con buen recorrido, los gatillos están perfectamente ubicados para los dedos índices y el agarre no podría ser mejor.

Respecto al interior, el sistema operativo es algo diferente del que tenemos en PS3, aunque con ciertas similitudes. Seguimos desplazándonos horizontalmente de derecha a izquierda, pero ahora ya no lo hacemos por menús, sino por aplicaciones y juegos. Estando en uno de ellos, si pulsamos hacia abajo vemos los detalles del mismo. Si pulsamos hacia arriba en cualquier momento vamos a las opciones de la consola donde podemos ver los amigos conectados, mensajes y cosas similares. La verdad es que no cuesta mucho acostumbrarse, pero yo me pregunto que pasará cuando tengamos decenas de juegos instalados y la fila de aplicaciones sea casi interminable.

Lo que sí se puede decir es que todo va rapidísimo, sin parones ni ralentizaciones. Además el mando incorpora el botón "Share" que permite acceder a un menú en el que podemos publicar una captura del momento en el que pulsamo el botón, o los últimos 15 minutos que hemos jugado. De momento sólo en Facebook, a la espera de que añadan más servicios como YouTube, por ejemplo. Por su parte, la tienda virtual es muy parecida a la de PS3 pero muchísimo más rápida y ágil... aunque con muy poco contenido por el momento. Lo que no me ha gustado es que aún faltan cosas que vendrán en el futuro, como por ejemplo que no se puedan reproducir ni fotos, ni música, ni vídeos de una memoria USB. Ya han dicho que lo corregirán en el futuro, pero ya veremos cuanto tardan.